La responsabilidad de los asesores

El día en que uno tiene problemas de salud, acude a su médico de cabecera. Aquel que o bien lo conoce desde hace tiempo y le tiene plena confianza o aquel que por proximidad, le asignan. Si el problema es de una gravedad tal que, sus conocimientos no alcanzan a diagnosticar, este lo deriva al especialista. Otro médico experto en el tratamiento de tu dolencia.

El especialista, será el que decidirá cuál es el protocolo a seguir, según el diagnóstico que realice. En caso de que su diagnóstico luego no haya sido el apropiado y esto, haya generado un error en el tratamiento, o un error en la operación, seré yo, quien denuncie al médico por negligencia médica.

Bien pues, a lo que nos atañe. Cuando uno tiene la necesidad, porque le faltan los conocimientos, o porque le falta el tiempo necesario, acude a un asesor financiero, un asesor contable o un asesor jurídico para que le asesore o le gestione en lo que necesite. La estrella de rock, el futbolista o el panadero derivan la gestión de sus ingresos a asesores y gestorías y les pagan por sus supuestos conocimientos.

El proceso aquí es el mismo que con el médico y los médicos especialistas. Existen muchos asesores “especialistas” en sus áreas, y teóricamente todos están capacitados para llevar a cabo las correspondientes medidas para que la empresa o la persona en cuestión, pueda beneficiarse de sus conocimientos.  Despachos de abogados especialistas en laboral, otros en concursal, otros en medio ambiental, otros en fiscal, etc. Hay algunos que están especializados en todo.

A diferencia del ejemplo anterior, aquí, si el asesor se equivoca o realiza un asesoramiento que nos hace incurrir en perdidas, sanciones o incluso penas de cárcel, éste queda totalmente liberado de responsabilidad.

Si los asesores fueran los que pagaran las sanciones, estoy seguro que el colectivo al que pertenezco, sería mucho más profesional y existirían menos vende humos. Es necesaria una normativa mucho más estricta, ya que últimamente sólo leo casos de personas famosas, autónomos o empresas que son condenados a pagar multas y sanciones, por trabajos que no han hecho ellos. Que los han encargado, si. Pero que quien los ha ejecutado, los ha ejecutado erróneamente.

Export Meeting Point, es el lugar de encuentro de la internacionalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*